Recursos para fomentar la autoestima de los niños

¡De nuevo es viernes! Y, como el libro destacado de esta semana es De mayor quiero ser feliz, los descargables de hoy están muy relacionados con su contenido y, sobre todo, con los valores que transmite la obra de Anna Moratò. En definitiva, te traigo varios recursos para fomentar la autoestima de los niños y un montón de ideas para sacarles partido.

Recuerda suscribirte al blog para recibir estos contenidos y otros exclusivos para suscriptores. Puedes hacerlo en menos de 1 minuto AQUÍ.

[Total:2    Promedio:5/5]

Fomentar la autoestima de los niños con juegos

Ya sabes que los peques aprenden jugando y que es mucho más efectivo enseñarles cosas tirando de ingenio y creatividad. Por eso, además de leer cuentos que puedan ayudarles a quererse más y mejor, te recomiendo que refuerces el mensaje con actividades y juegos para potenciar su autoestima.

Tras leer y trabajar con los cuentos cortos que aparecen en De mayor quiero ser feliz, he preparado estas tres dinámicas inspiradas en ellos. ¡Espero que te gusten!

Mochila de palabras bonitas +5 años (hasta +99)

Actividad para mejorar la autoestima de los niños

El primer cuento de De mayor quiero ser feliz habla de una mochila invisible que todos llevamos encima de la cabeza y que solo se llena de palabras. Es súper recomendable que se lo leáis a menudo a vuestros hijos para que:

  • Entiendan que las palabras tienen mucho poder
  • Dediquen solo palabras positivas a los demás (y a sí mismos)
  • Sepan cómo reaccionar si alguien les insulta o se mete con ellos

Para reforzar el mensaje y su autoestima, os propongo fabricar una especie de mochila de palabras por cada miembro de la familia o alumno y dejarlas en un lugar común. Cada vez que os apetezca –a poder ser todos los días– coged un papelito, escribid cosas positivas que os inspira la otra persona y metedlas en su mochila.

El juego es muy sencillo, pero tienes dos reglas muy importantes que no podéis romper:

  1. Solo puedes escribir cosas buenas de los demás y de ti mismo
  2. Cada vez que dejes un papelito en las mochilas de los demás, tienes que dejar uno en la tuya.

De esta manera, reforzamos el mensaje que transmite el segundo cuento de De mayor quiero ser feliz (Como la trucha al trucho): tú eres la persona más importante de tu vida.

Os recomiendo que la mochila invisible sea una cajita de cartón (os dejo la plantilla para hacerla aquí) y que le peguéis los dibujos de las mochilas (están aquí) con el nombre de cada participante del juego. Si tenéis alguna de zapatos o de algún móvil antiguo también os puede valer.

Lo ideal es que, cuando pongas en práctica este juego, los niños sepan leer y escribir, de manera que puedan ser ellos mismos quienes descubran todas las cosas bonitas que te gustan de ellos y pongan por escrito lo mejor de ti.

Mochilas para niños que no saben leer

Pero, si no saben leer ni escribir aún, puedes incorporar una variante y, en vez de llenar la mochila de palabras, puedes llenarlas de dibujos y pictogramas. O utilizar la propuesta número 2 y 3 de este artículo, que están destinadas a niños a partir de 3 años.

Te recomiendo también que vosotros, los adultos, aprovechéis esta herramienta en los momentos en los que os sintáis superados por los retos del día a día. Cuando creáis que no podéis más u os sintáis al límite, parad un momento y rebuscad en la mochila. ¡Mano de santo! ¡Os lo prometo!

Recursos para fomentar la autoestima de los niños para descargar:

Las gafas mágicas +3 años (hasta +99)

Gafas para potenciar la autoestima de los nilños

En el mismo sentido que el anterior, pero sin tener que escribir ni leer nada, podemos fabricar unas gafas mágicas (plantilla aquí) con las que solo se ven las cosas positivas de los demás y de uno mismo.

La dinámica de este juego es muy sencilla: sentados o de pie, en círculo, las personas que participéis os podéis ir pasando las gafas y, cuando las tengáis puestas, decir qué cosas os gustan de los demás y de vosotros mismos.

De nuevo, se repiten las mismas normas que en el juego anterior:

  1. Solo palabras positivas
  2. En cada ronda debes decir cosas buenas de los demás, pero también de ti mismo

Fácil, ¿verdad? Podéis llevar a cabo esta actividad una vez al día o a la semana: solo os llevará 10 minutos y los beneficios (para ellos y para vosotros) serán enormes.

Te pensaba dejar una plantilla de las gafas aquí, pero si puedes te recomiendo que hagas unas todavía más especiales con limpiapipas. Te dejo un paso a paso que he encontrado en YouTube por si te animas a hacer unas en… ¿2 minutos? ¡Las nuestras han arrasado!

Aprende conmigo +3 años (hasta +99)

Os he contado a través de mi cuenta de Instagram que, de los seis cuentos cortos de De mayor quiero ser feliz, el preferido de mi hijo ha sido el que habla sobre la confianza en uno mismo.

Se llama Rayos de sol y les enseña a cambiar el “no puedo” por el “sí puedo” si me esfuerzo y persevero en mis objetivos. Vamos, dos lecciones fundamentales para aprender a superarse a uno mismo y también tolerar mejor la frustración.

Bueno, pues mientras leía este cuento, me di cuenta de que muchas veces somos nosotros, los padres, los que limitamos las capacidades de nuestros hijos. Por eso, te animo a poner en práctica esta actividad siempre que puedas.

¿En qué consiste? ¡Muy fácil! Se trata de dedicar un tiempo cada día (o cada semana) a que tus hijos o alumnos te enseñen algo que ellos saben hacer.

Por ejemplo, pueden ser ellos quienes te lean un cuento (o te cuenten lo que ven en él si no saben leer), te hablen de un tema que les apasione (dinosaurios, coches, piratas…), te enseñen cómo saltan, cómo hacen toques con el balón o cómo dan una vuelta muy rápido, muy rápido con su bici.

Niños seguros de sí mismos, con alta autoestima

Para los más pequeños, que pueden sentirse un poco limitados por su corta edad, puede ser una gran oportunidad para fomentar su autonomía y pedirles que hagan algo que normalmente haces tú (si les apetece, claro).

Por ejemplo, prepararte un sándwich para merendar, poner la lavadora, leerte un cuento, enseñarte lo que han aprendido en clase, cantar una canción, hacer un baile… ¡Lo que quieras! Lo importante es que sea él quien te enseñe algo y seas tú quien aprenda, lo que implica:

  • No interrumpirle
  • No meterle prisa
  • No desesperarte si hay algún imprevisto
  • Seguir sus instrucciones
  • Abrir tu mente y disfrutar
  • Y, por supuesto, no menospreciar su esfuerzo

Ni te imaginas lo orgulloso que se sentirá el peque de sí mismo y todo lo que aprenderás tú sobre escucha activa, paciencia, autocontrol, empatía… ¡Todo ventajas!

Como ves, en este post te he traído recursos para fomentar la autoestima de los niños, inspirados en tres de los seis cuentos que hay en el libro de Anna Moratò. Pero, si te gustan y te parecen útiles, puedo preparar otro con juegos y actividades para potenciar su empatía y/o su capacidad para valorar las cosas que tiene (agradecimiento). ¿Te gustaría? ¡Cuéntamelo en comentarios!

Si todavía no tienes el libro, puedes comprarlo en tu librería de confianza o aquí*:

* Este link es afiliado, así que si compras el libro a través de él recibiré una pequeñísima comisión que me permitirá seguir creando contenidos de calidad para el blog.

Otros artículos relacionados:

Si te gustan estos recursos para potenciar la autoestima de los niños también te puede interesar:




Ranking Madresfera            

2 comentarios en “Recursos para fomentar la autoestima de los niños

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: