Cuentos de mamá osa, de Kitty Crowther

Los que me seguís a través de Instagram, seguramente os suene el libro de Cuentos de mamá osa (Libros del zorro rojo) porque ya os dije que fue uno de los regalos que nos trajeron los Reyes Magos este año. Bueno, se lo trajeron a Adrián… Pero ya me entendéis… Los cuentos que me gustan los siento también un poquito míos.

Lo conocí gracias a Álex, del Dragón Lector, que me lo enseñó un día que fuimos a su librería y se me quedó grabado en la cabeza y en el corazón. ¿Cómo olvidar esa portada rosa fosforita? ¿O cómo no recordar esas ilustraciones preciosas de Kitty Crowther? Y, por último: ¿cómo no acordarme de ese señor con abrigo, esa guardiana y su dooong o esa niña que atraviesa el bosque con una espada?

En realidad, buscaba un libro con varias historias, con el propósito de leer una cada noche, pero claro… ya me avisó Álex: no vas a querer parar. Por supuesto que no: leemos las tres del tirón porque te apetece leerlas y releerlas. Y volverlas a leer una vez más. Además son cortitas, así que… ¡todo controlado!

Sus Majestades de Oriente lo trajeron el 6 de enero y, desde entonces, lo hemos leído unas… ¿50 veces? Y, por mí, lo leeríamos muchas más porque son historias llenas de fantasía y de magia, de esas que te llevan en volandas a un mundo imaginario que te aleja de la (aburrida) realidad. Pero, en fin, que no quiero adelantarme…

Cuentos de mamá osa, un libro para irse a dormir soñando

¿De qué trata Cuentos de mamá osa?

El libro Cuentos de mamá osa cuenta la historia de un osito que, ya metido en la cama, le pide a su mamá que le cuente tres cuentos.

—¡Tres cuentos! —exclamó Mamá Osa.

—Por favor, por favor, por favor. ¡He dicho «por favor» tres veces!

¿Os suena? A mí sí, desde luego. Y a mis hijos también. Como me pasa a mí, mamá osa acaba accediendo y le pregunta al osito por cuál quiere empezar. Arranca con la primera historia, la de la guardiana del sueño, que va visitando a los distintos animales del bosque para informarles de que ha llegado la hora de dormir.

Historia sencilla, bonita y con un toque de humor al final que a mí me enternece y que a Adrián le causa cierto temor. Me explica que no le gusta la guardiana, que tiene los pelos raros, aunque no quiere que la saltemos, así que la leemos siempre y él, de vez en cuando, tapa su cara.

Después llegamos a la segunda historia, su favorita: la de una niña que se adentra en el bosque con su espada en busca de unas moras y… vive aventuras que no os puedo contar porque no soy yo de hacer spoilers, ya lo sabéis. Pero que, por lo menos a los adultos, nos deja con una sonrisa bobalicona en la cara.

Y, por último, conocemos al señor Bo, que ha perdido su sueño y muchas noches tiene que salir a buscarlo. ¡Con su abrigo puesto, claro! Encuentra piedras-poemas, habla con su amigo Otto y, cuando vuelve a su cama, lo hace de otra manera: con otra sensación.

Después el Osito y, con suerte mis peques, se va a dormir. Eso sí, después de haber elegido una estrella para viajar con ella.

Os dejo este vídeo en el que un niño de 9 años os recomienda Cuentos de mamá osa y que casualmente comparte historia favorita con mi peque Adrián 🙂

¿Qué es lo que más me gusta de este cuento para niños?

Es difícil elegir una sola cosa de Cuentos de mamá osa porque tanto el texto como las ilustraciones tienen un halo especial. Creo que lo que más valoro es que son historias cortas, llenas de fantasía, de esas que puedes contar una y otra vez porque funcionan muy bien.

Y, desde luego, me chifla que los dibujos que acompañan a las historias se salen de lo normal: como podéis ver en las fotos, son totalmente diferentes, únicos. Están llenos de color pero, al mismo tiempo, cuentan con algunos toques de oscuridad que te transportan al interior de un bosque, a la noche…

Páginas interiores de Cuentos de mamá osa, de Kitty Crowther

No sé, me parece un cuento (o tres) simple, ideal para leerlo antes de dormir porque, de alguna manera, te permite entrar en el mundo de los sueños antes de cerrar los ojos. Sí, digamos que para mí es un libro que te hace soñar. Y eso… ¡es decir mucho!

¿Qué es lo que menos me gusta de Cuentos de mamá osa?

Quizá que no contenga muchas historias más. ¡Ah sí! Y que no nos diga qué pone en la piedra-poema que encuentra el señor Bo debajo del mar.

Más información:

  • Título original: Sagor om natten
  • Autora: Kitty Crowther
  • Ilustraciones: Kitty Crowther
  • Número de páginas: 80
  • Formato: álbum ilustrado de pequeño formato 16 x 19 cm
  • Categoría: álbum ilustrado con poco texto, compendio de historias, fantasía
  • Edad recomendada: a partir de 4 años (según la editorial)
  • ISBN: 978-84-947734-8-8

Curiosidades sobre Kitty Crowther

Kitty Crowther es una autora belga, que ha escrito e ilustrado numerosos libros infantiles en francés y en sueco que, después, han sido traducidos a más de veinte idiomas. En ellos aborda diferentes temas como la soledad, la pérdida de un ser querido y otras cuestiones, entre las que siempre hay una puerta que comunica la realidad con la ficción.

Nació con un problema auditivo y empezó a hablar a los cuatro años. Y sus recuerdos están plasmados en obras como Le grand désordre (El gran desorden) o Mon ami Jim (Mi amigo Jim).

En 20019 recibió el Premio Baobab de Álbum Ilustrado y en 2010 fue galardonada con el Premio Astrid Lindgren, el más prestigioso de la literatura infantil y juvenil.

¿Dónde puedo comprar Cuentos de mamá osa?

Como siempre, te recomiendo que acudas a librerías de barrio que tengan sección infantil. Seguro que lo tienen y, si no, te lo pueden conseguir en muy poco tiempo. Si, por cualquier razón, prefieres comprar en Internet, puedes utilizar este enlace de afiliados de Amazon. A ti el libro te costará lo mismo y a mí me darán una pequeñísima comisión, con la que podré seguir manteniendo activo este proyecto. ¡Gracias por anticipado!

Otros cuentos que pueden interesarte:

Deja un comentario