Cuentos sobre emociones e inteligencia emocional

Cuentos sobre emociones e inteligencia emocional

Últimamente, seguro que has escuchado hablar mucho sobre los cuentos sobre emociones para niños. ¿Funcionan? ¿No funcionan? ¿Merecen la pena de verdad?

Personalmente, creo que el fin máximo de literatura, incluida la literatura infantil y juvenil, debe ser entretener, emocionar, hacer sentir, despertar pasiones… Así que, en ese sentido, creo que no es aconsejable recurrir a los libros para modelar comportamientos.

Lo que ocurre es que, además de ser una apasionada de los libros, también soy madre. Y me he dado cuenta de que los cuentos nos permiten hablar con nuestros hijos de más temas y hacerlo con mayor profundidad.

Las emociones son uno de esos submundos en los que cuesta entrar. Y la fantasía que hay detrás de las (buenas) historias nos sirve como llave para que nuestros hijos nos dejen pasar. A veces lo que nos abre la puerta es la sencillez: esas historias comunes que hacen que los peques, sobre todo los más peques, identifiquen algo que antes no sabían explicar.

Por eso, más allá de buscar un libro de emociones que lance un mensaje concreto, te recomiendo que intentes encontrar un cuento que conecte con tu hijo y que, de alguna manera, le invite a hablar. Porque para mí la educación emocional tiene mucho de eso: de que cada uno entienda qué tiene dentro y pueda hablar de ello con naturalidad.

Dicho esto, he decidido crear una sección específica que agrupe todos los libros infantiles que, de una manera u otra, abordan el tema de la educación emocional por si quieres profundizar sobre esta temática.

¡Espero que te sea útil y que te ayude a conectar mejor con los sentimientos y las emociones de tus hijos! 

Insisto, aun a riesgo de resultar pesada: no se trata de guiarles en la lectura y de comprar libros con el fin de modelar el comportamiento de nuestros hijos, sino todo lo contrario: aprovechar los cuentos de emociones para hablar, normalizar y aceptar todo lo que el peque siente. 

¡Ah! Recuerda: los cuentos que trabajan las emociones no van a acabar con las rabietas de un plumazo, pero sí les van a dar a vuestros hijos las herramientas necesarias para entender qué emoción sienten en cada momento, cómo se manifiesta y cómo la pueden gestionar. ¡Si quieren!