Entrevista a Eloy Moreno, autor de Invisible

«Se llama Invisible porque habla de un problema que mucha gente no quiere ver»

A Eloy Moreno se le conoce, sobre todo, por sus novelas para adultos. Empezó su andadura como escritor de la mano de El bolígrafo de gel verde y la autoedición, una apuesta un tanto singular de la que puedes conocer todos los detalles en su página web“Opté por autoeditarla yo mismo. Si había sido capaz de estar durante dos años escribiéndola: ¿por qué no iba a poder editarla? Le comuniqué la decisión”.

A su ópera prima le pareció bien eso de no llamar a la puerta de ninguna editorial, pero el resto del mundo no lo tenía tan claro: “No van ustedes por el canal adecuado”, les repetían sin parar desde librerías, redes de distribución y demás agentes involucrados en el arduo viaje que emprenden las historias para llegar a las estanterías de sus lectores.

“Me costó mucho esfuerzo darla a conocer. Decidí no enviarla a ninguna editorial, sino ser yo mismo quien la promocionarla, quien la distribuyera… me pasaba días y días en las puertas de las librerías intentando darla a conocer. Al final puedo decir que el esfuerzo mereció la pena”.

Así fue: le costó mucho pero, poco a poco y con el inestimable apoyo de sus padres, El bolígrafo del gel verde fue recorriendo las etapas necesarias hasta conquistar no solo a los lectores, sino también a los sellos editoriales.

De hecho, después de haber sido autoeditada, Espasa quiso apostar por este texto y lo distribuyó en todo el territorio nacional. Después vendrían otros títulos: Lo que encontré debajo del sofá (Espasa), El Regalo (Ediciones B) y los Cuentos para entender el mundo, un recopilatorio de pequeñas historias con moraleja dirigidos a niños de a partir de 7 años y hasta 99 (o más).

Pero hoy, que se celebra el Día Internacional Contra el Acoso Escolar, del libro que más quería hablar con él es de su última novela publicada, Invisible, editada por Nube de tinta y dirigida tanto al público juvenil como al adulto.

Es una de las obras que recomiendo leer a los padres y madres que participan en el taller Prevenir el acoso escolar con cuentos porque nos permite ver, desde la perspectiva de un adolescente, el aislamiento al que poco a poco se ve sometida una persona acosada.

“Se llama invisible porque precisamente habla de un tema que mucha gente no quiere ver”, me cuenta Eloy Moreno, quien cree que lo mejor que podemos hacer todos para intentar acabar con esta lacra social es “dejar de mirar hacia otro lado”.

En su obra, muchos lo hacen: algunos no saben qué hacer y otros prefieren pensar que el problema se solucionara solo. Le pregunto cómo consiguió entrar en el universo infantil y adolescente y me confiesa que le costó. “Lo cierto es que no me atreví a hablar con ningún niño que hubiera sufrido acoso, pero lo que hice fue conversar con maestros, padres y, sobre todo, con psicólogos infantiles que me informaron sobre este tipo de casos”.

«No me atreví a hablar con ningún niño que hubiera sufrido acoso escolar»

Como le pasa en todos sus libros, no sabe exactamente cómo ni cuándo, pero el tema de la historia llegó hasta él. Rumió durante un tiempo la idea y, cuando encontró el momento adecuado, la escribió.

“Primero el final”, me confiesa. Y es que Eloy Moreno no empieza sus novelas por las primeras páginas, sino por las de más atrás. Una vez que tiene esa parte, entonces sí, se pone a escribir el resto de la obra. “Primero veo la historia, los personajes vienen después”, me explica.

En Invisible, estos tienen nombres muy raros: MM, Kiri, Zaro… con los que los jóvenes no se tienen por qué sentir identificados. Y, sin embargo, se sienten: “A raíz de este libro, me envían muchos emails contándome casos muy duros. Tanto padres como profesores e, incluso, los propios afectados”.

Eloy Moreno es autor de libros como Invisible, el regalo, el bolñigrafo de gel verde, lo que encontré bajo el sofá...

Con ellos, con los chavales, habla también en sus visitas a colegios e institutos, donde no solo reflexiona sobre Invisible, sino también de sus Cuentos para entender mejor el mundo. “Es una experiencia genial, muy enriquecedora porque me permite estar en contacto directo con mis lectores. Además, los chavales muchas veces me dan lecciones de vida y me comentan cosas que han sacado del libro que a lo mejor yo ni siquiera había pensado”, asegura Eloy Moreno.

Aun así, de momento no se plantea escribir otros libros para el público juvenil. “Ahora mismo solo puedo pensar en mi nueva novela, que saldrá en noviembre y está dirigida al público adulto”, me confiesa. De ella, por mucho que lo intentamos, no nos puede contar nada. “Ni siquiera mi editora ha podido leer casi nada”, me promete.

Pues nada, ¡habrá que esperar!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.