Entrevista a Mar Benegas

Entrevista a Mar Benegas-Eleenfant Cuentos

Cada vez que pienso que he hecho una entrevista a Mar Benegas… ¡no me lo creo! La admiro muchísimo por muchas razones pero, sobre todo, porque juega con las palabras de una manera tan especial… Transmite emociones, cuenta historias… con una musicalidad… ¡imposible que no te acabes sabiendo todos sus libros!

Y lo más importante: a los niños les encanta. Aquí puedo hablar por mis hijos y por muchos otros niños porque ‘Nicolasa, ¿y tu casa?’ ha revolucionado a todos los niños que conozco y que tengo a mi alrededor: desde el año hasta los cinco. Les alucina tanto que por lo menos 15 personas de mi entorno físico han comprado el cuento y están encantados con él. Os prometo una reseña muy prontito, con vídeo incluido.  

También causa fervor (en casa y la escuela infantil de Leo, donde fui a contarlos a principios de curso) los de la colección de La Cereza. Y el de ‘¿Qué hay dentro?’, ‘¿Qué soñarán las camas’?… Y, bueno, ¡todos! Lo que pasa es que Nicolasa, para mí, es especial… ¿Qué queréis que os diga? Es mi ojito derecho, con esas rimas tan trabajadas y esos personajes tan adorables.

Os dejo el booktrailer de Combel, aunque… ¡cantado mola mucho más todavía!

Además de escribir poesía para niños, Mar escribe para adultos y hace un trabajo maravilloso de formación con mediadoras (personas que median entre el libro y la infancia: bibliotecarias, madres/padres y maestras). Si todo va bien, espero hacer con ella un curso a partir del próximo mes de septiembre. ¡Ya os contaré!

Os animo a conocerla mejor en esta entrevista, pero sobre todo a haceros con sus libros, que no os decepcionarán.

Algunos libros de Mar Benegas

*** Como siempre, te recomiendo que acudas a librerías de barrio que tengan sección infantil. Seguro que lo tienen y, si no, te lo pueden conseguir en muy poco tiempo. Si, por cualquier razón, prefieres comprar en Internet, puedes utilizar este enlace de afiliados de Amazon. A ti el libro te costará lo mismo y a mí me darán una pequeñísima comisión, con la que podré seguir manteniendo activo este proyecto. ¡Gracias por anticipado!

Mar Benegas, poeta de la infancia

  • ¿Qué te gusta más: escribir para niños, escribir para adultos o enseñar?

Las tres cosas me aportan, cada a una a su manera me sirve y me completa. Pero lo que más me gusta es estar con niños y niñas, en los encuentros y talleres.

  • De tus poemas y cuentos, ¿cuál es tu ojito derecho?

Es complicado responder a eso, la verdad. Diría que “A lo bestia” porque fue el primer libro que le escribí a mi hijo y, por extensión, a todos los niños y niñas. Es el libro que, sin dudarlo, más conecta mi poesía con la infancia (no con los bebés, con los más mayores, que es más complicado, porque los bebés viven en la poesía: nanas, juegos corporales, rimas…), pero con “A lo bestia” conecto, de manera directa, con los 8, los 9, los 10, los 11… años. Y eso me pone contenta. Además, creo que es por esa conexión directa que ya lleva 6 ediciones. Pero cada libro tiene su porqué y su magia.

  • ¿Qué otros autores infantiles nos recomiendas leer?

Uy, un montón. Pero si nos centramos en poetas: Mª Elena Walsh, Mª Cristina Ramos, Juan Kruz Igerabide, Gloria Fuertes (claro), Mª de la Luz Uribe, Mª José Ferrada, Raúl Vacas, María Baranda, Cecilia Pisos, Beatriz Giménez de Ory, Carlos Reviejo, Antonio García Teijeiro, Eduardo Montejo, Beatriz Osés, Antonio Rubio…

"Nunca dejéis de leer a vuestros hijos: es un vínculo afectivo que durará para siempre"

Mar Benegas, autora de cuentos infantiles

#1 Antes de empezar, retrocedamos en el tiempo: ¿qué libros leía Mar Benegas cuando era una niña? ¿Quién te acercó a esas obras?

No leía mucho, no había libros en casa. Leía las colecciones de Los Cinco y poco más. A los doce años me regalaron “Las minas del rey Salomón” y me encantó, y también descubrí la biblioteca pública. No tuve una infancia muy lectora, pero sí muy creativa, escribía y dibujaba continuamente.

#2 Y la poesía, ¿cómo llegó a ti? ¿Qué fue lo que más te sedujo de ella?

La poesía llegó a mí antes de saber qué era. Guardo un poema que escribí en el hospital cuando tenía 10 años, yo no sabía que era la poesía pero ya escribía con rima, pienso que, de alguna manera, ella me eligió y siempre estuvo ahí, sin que yo supiera nombrarla todavía.

Así que… escribí poesía mucho antes de leerla. Tampoco me la acercó nadie, ni en casa ni en la escuela, la tuve que descubrir por mí misma en la adolescencia, y fue cuando comencé a leerla.

Me sedujo que era un lenguaje que, si el poema me tocaba, me removía. Un lenguaje que habla con símbolos y metáforas, para una mente como la mía, con un vínculo tan potente con lo onírico, los sueños y la simbología, leer poesía es un acto casi natural. Decían los surrealistas que la poesía es una puerta que une la razón o la conciencia con el inconsciente, yo creo que es así, totalmente, y eso me fascina. 

#3 ¿Cuándo empezaste a escribir? Y, después, ¿cuándo y cómo decidiste publicar?

Como te decía antes escribo desde que tengo memoria. Un día soñé que enviaba un libro a una editorial y me decían que sí, me desperté y lo hice, y sucedió como en el sueño: me dijeron que sí. Así comenzó todo. Un poco extraño, pero tal cual te lo cuento, dicen que en los sueños tenemos información y desciframos códigos que no se dan en la vigilia, pues parece que sí.  Parece que, tanto en la poesía como en la vida, los sueños son material sensible y elemental.

#4 ¿Hay pocos cuentos en verso? O mejor matizo la pregunta: ¿debería haber más?

Siempre hay pocos versos. 😀 Hay cuentos rimados, no muchos, pero los hay, de calidad también. Pero si tenemos en cuenta que de cero a siete/ocho años es el reino de la rima… pues sí, debería haber más.

Pero no hay que perder de vista que también se encuentran, entre las novedades, cuentos rimados o libros de poemas que están escritos sin ningún tipo de rigor, con rimas facilonas (rimas con los tiempos verbales, con diminutivos, etc.), ñoños, llenos de ideas preconcebidas y enlatadas… porque parece que eso de rimar para niños lo puede hacer cualquiera y, no solo eso: cuanto más cursi mejor. Libros que, en definitiva, menosprecian, absolutamente, a sus interlocutores.

Así que sí, sería estupendo que hubiera más libros de poesía o cuentos rimados, siempre y cuando tengamos en cuenta y muy en serio qué es la poesía y quién va dirigida.

#5 ¿Por qué es bueno leer poesía a los niños? ¿Y a los adultos?

Bueno, realmente, en mi experiencia, la infancia vive lo poético, de manera natural, sin restricciones y con los ojos muy abiertos.

Podría darte un discurso (tengo cursos de 30 horas explicando las bondades de la poesía y cómo acercarla a la infancia y juventud) sobre este tema, pero creo que el argumento más veraz y contundente es decirte que he estado con miles y miles y miles de niños y niñas, con grupos de todos los niveles, y, a día de hoy, después de 10 años dedicándome en exclusiva a llevar la poesía allá donde voy, no he encontrado un solo niño o niña al que no le guste la poesía. LES ENCANTA, A TODOS, Y SIEMPRE QUIEREN MÁS.

Tengo anécdotas increíbles con mi experiencia poética con la infancia. Como la de aquella niña de Alicante, 11 años, que, al terminar el encuentro, me abrazó y me dijo, totalmente emocionada: me has hecho reír y llorar a la vez. Ese sería el mejor motivo, para leerla con los niños y para leerla nosotras, personas adultas: porque nos hacer reír y llorar a la vez. 

#6 Sin embargo, de niños se lee poca y de mayores menos… ¿por qué?

Porque nadie nos la ofrece de manera adecuada, porque es un lenguaje sensible que, desgraciadamente, se asocia a cosas negativas. Y porque nos cuesta acercarnos a algo desarmados sin el escudo de la razón. A la poesía solamente se puede entrar desnudos, sin armazón de ningún tipo.

Luego entran otros factores: la poesía no es “útil”, no atiende a servilismos, no es comercial… Pero, sobre todo, falla la cadena de transmisión: las personas adultas que deberían ofrecerla no saben cómo. Y termina asociándose a cosas negativas: clase del instituto, contar sílabas, analizar textos, poemas clásicos mal contextualizados… Y el libro de texto, que se convierte en un ataúd para el poema. 

#7 Yo canto tus cuentos y me consta que no soy la única: ¿qué sientes cuando ves tus poesías e historias hechas canción?

Uy, eso es una maravilla absoluta. Me encantaría escucharte jajajaja. De hecho, el mejor regalo que he recibido con uno de mis libros, un libro para bebés (El libro rojo), fue cuando las niñas de 4º de primaria de una escuela me dijeron que se acercaron al libro porque es extraño (no tiene nada en la portada, ni va ilustrado, ni tiene letras, ni nada…), que les llamó la atención, que al leerlo en voz alta les gustó, que vieron que podían canturrearlo y que, finalmente, lo habían convertido en un juego de palmas. Así que lo cantan y juegan a las palmas con él. Maravilloso.

#8 ¿Qué papel crees que jugamos hoy en día los blogs y las redes sociales para animar a la lectura?

Todo suma, todo suma. Claro. Ante la gran cantidad de novedades una mirada crítica o una buena selección en redes o web es de agradecer. Y creo que muchas mediadoras: familias, docentes y bibliotecarias, acuden a grupos, blogs y redes sociales a buscar guías y selección. Soy consciente que mis libros se mueven mucho gracias a vosotras, ese “boca-oreja” que ahora es un “pantalla-pantalla”. Así que yo, agradecida.

#9 Aparte de poeta y escritora eres profe… Háblanos de tus formaciones y talleres: a quién van dirigidos, qué objetivos persiguen…

Trabajo con mediadoras, sí. Todos mis cursos, talleres, jornadas como JALEO, tanto los que son presenciales (que suelen ser para instituciones, centros de profesores, escuelas, Colegios de Bibliotecarios, etc.) como en línea, en nuestra plataforma de formación El Sitio de las Palabras, van dirigidos a mediadoras (personas que median entre el libro y la infancia: bibliotecarias, madres/padres y maestras). Y todas las formaciones y proyectos tienen que ver con la formación en cuanto a Literatura. Formación de mediadoras para poder ofrecer una formación literaria de calidad a los niños y niñas.

Imparto cursos y conferencias sobre Literatura Infantil y, sobre todo, Poesía. También estoy muy especializada en prelectores. Pero en nuestra web hay otras personas, especializadas en otros ámbitos, que también ofrecen sus cursos: Jesús Ge cursos de teatro, lectura en voz alta y escritura creativa (en la escuela), de edición de libros infantiles, con Arianna Squiloni, Clara Berenguer sobre crítica de álbum ilustrado, Ana G. Lartitegui sobre libros de conocimiento… O yo misma con mis cursos de poesía y escuela (Como si fuera una cereza), de escritura de poesía infantil (Los niños se comen la luna) o de bebés y libros (De la nana al cuento- leer antes de leer). Entre otros cursos que estamos preparando.

Como ves están dirigidos a todas las personas que quieran indagar en estos temas, profesionales o curiosas, y persiguen el objetivo de ofrecer herramientas y generar pensamiento crítico en torno a la LIJ.

#10 Cuando son pequeños, los padres solemos acompañar a nuestros hijos en la lectura, pero a partir de cierta edad ese tiempo deja de ser compartido… ¿Cómo interactúas tú con tu hijo a la hora de leer y qué consejos podrías darnos para mantener activo el vínculo?

Yo siempre he leído con mi hijo. Ahora tiene 17 años y, de vez en cuando, todavía me pide que le lea en voz alta. Y ese es mi consejo NUNCA DEJÉIS DE HACERLO. Es un vínculo afectivo que durará para siempre. Y un maravilloso modo de acompañar en su formación integral. Estimular el asombro, el reto y su evolución intelectual, aunar lo emocional con el conocimiento, ofrecer una estructura sólida para su desarrollo, para su alma, su psique y su crecimiento saludable.

Fortalece nuestra relación además de dar un espacio de intimidad donde podemos asombrarnos, jugar, crecer juntos. Leer juntos es un acto de amor, pero también, en estos tiempos de sobresaturación y estrés, de superficialidad y exceso de estímulos, se erige como un lugar de calma, un espacio de libertad y subversión. Un lugar donde salvaguardar la fragilidad y cultivar lo mínimo. Una pequeña luz en medio de la vorágine.

Creemos que leemos para nuestros hijos, pero, en realidad, nos hará más bien a nosotras que a ellos.

#11 Por último, háblanos de 2019: ¿cómo se presenta este año? ¿De qué novedades nos puedes adelantar cosas?

Se presenta a tope jajaja Con libros muy hermosos en camino y proyectos maravillosos, seguimos con un proyecto que nos encanta, de implementación de clubes de lectura infantiles en bibliotecas, con nuestra plataforma y, personalmente, con muchos viajes, libros, cursos y niños y niñas con las que compartir. Mejor imposible.

A lo largo de este año, saldrán tres nuevos títulos de la colección “La cereza”, un nuevo libro de solapas, muy divertido y gamberro, un texto que mezcla poesía y narrativa para mayores (+10 años), un libro de poemas para las mamás que esperan, para acompañar el embarazo y, también un poemario para pequeños (5-8), de una serie sobre los sentidos, en este caso el gusto. Un libro de cartón para bebés… en fin, muchos proyectos que llevaban tiempo gestando (algunos más de dos años), y otros más nuevos que, ha dado la casualidad, se han juntado todos en este 2019 como un ramo de flores, o… ¡de libros!

 

Muchísimas gracias, Mar, por concederme esta entrevista y por todo lo que me has enseñado en estos días. Espero poder seguir aprendiendo de tu mano a partir de septiembre y conocerte en persona la próxima vez que vengas a Madrid. Un abrazo muy grande y, una vez más, gracias por hacernos soñar. 

 

Mar Benegas está en:

Lee otras entrevistas sobre libros infantiles: